jueves, 24 de octubre de 2013

LA CASTAÑERA




                                 

           





















           Hoy   quiero  rendir  un  pequeño  homenaje  a  ese  personaje  tan  lindo  ,  tan  entrañable  y  que  tanto  nos  ha  gustado  de  niños  y  que  nos  sigue  gustando  de  Adultos  :  la  Castañera  .  Guardo  muy  buenos  recuerdos  de  mi  Infancia  sobre  este  Personaje  sencillo  ,  amable  ,  humilde  ,  que  nos  deleitaba  con  sus  castañas  ,  boniatos  ,  batatas ... y  que  nos  trae  cada  Otoño  e  Invierno  ese  delicioso  olorcillo  cuando  vamos  caminando  por  las  calles  ,  ese   humo   que  nos  envuelve  en  el  olor  de  las  castañas  y  que  instintivamente  nos  provoca  el  deseo   de  comprarlas  y  saborearlas .
Comenzaré  por  contaros   una  breve  historia  de  las  castañeras  y  luego  os  regalaré  un  Poema  que  he  escrito   dedicado  a  ellas  .
La típica figura de la castañera data de finales del siglo XIX en España, en aquella época estas humildes mujeres se sentaban en la vía pública con un fogón de leña y su saco de castañas, batatas y boniatos, no tenían ni un puesto que las resguardara, tan solo un paraguas para la lluvia o la nieve. La gente acudía al calor del fuego en el otoño e invierno a comprarles los cucuruchos, era una manera de calentarse del frío, comprarse unas castañitas .


                       

                                                               




 Con el tiempo a eso de los primeros años del siglo XX ( antes de la Guerra Civil Española ), las castañeras empezaron a montar sus puestos y así poder refugiarse de la lluvia y el viento y de las bajas temperaturas, siempre llevaban un pañuelo a la cabeza para no quemarse el pelo con el calor del fogón. Entonces eran mujeres autónomas.
Ellas reclamaban a su clientela espetando ¡ A la rica castaña asada !.

En la actualidad se suelen colocar en las puertas de los centros comerciales, siendo empresas las que los llevan con licencia y registro sanitario, ya no son solo mujeres, también hay hombres.
No se debe perder esta costumbre, forma parte del otoño y del invierno, y desde aquí quiero rendir un homenaje a las castañeras, estas mujeres que tanto nos han deleitado con su trabajo y tanto han adornado nuestras ciudades pregonando la llegada del otoño con su presencia.
 Y  ahora  os  dejo  mi  Poema  dedicado  a  todas  ellas  con  mucho  cariño .


                                             
                                       Cuando eramos pequeñas
y salíamos de la escuela,
nos recogía mi abuela
para llevarnos a casa ..
Entre los arcos 
del Puente
de mi Ciudad
, una castañera
con su pequeño
y humilde puesto,
tostaba castañas
sin parar .
¡ Abuela 
queremos castañas ! 
- gritábamos 
a rabiar , -
y mi abuela,
muy sensata ,
corriendo
nos hacía pasar .
¡ No antes 
de la comida 
castañas os voy 
a comprar !
-decía con genio
y figura 
imponíendose 
sin más -  .
Pasado el Puente,
volvíamos
la vista atrás
y mirábamos
la castañera 
a sus castañas 
cuidar .
 Con aquél frío
helador 
tenía que trabajar
y se acercaba
a la olla 
para poderlo
aguantar  .
 ¡ A las ricas
castañitas 
vengan todos 
a probar 
que hacen 
las  delicias
de los niños
y  también 
de  las  mamás !  
    

                                                    (  Charo ) 

                              Dedicada  a  todas  las  castañeras  


                             
                                                     







                                            
                                                                 
          






Castaños  otoñales 

37 comentarios:

  1. Conservando tan bellas tradiciones mantendremos vivas nuestras raíces y tendremos un lugar en la historia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es , Rafael , hay que seguir luchando para mantener nuestras tradiciones para que podamos tener un lugar en la historia. Esta de las castañas es muy bonita y nos traslada a todos a la niñez porque nunca debemos perder de vista a nuestro niño interior.
      Un abrazo grande .

      Eliminar
  2. Uy no se que me gusto más el poema o las castañas . Un beso y te me cuidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el Poema es más bien dedicado a mi abuela materna que era la que se encargaba entonces de recogernos a la salida del Colegio y también a esa histórica y entrañable figura de la Castañera , que aún sigue , aunque se ha modernizado un poco.
      Un abrazo grande y cuídate mucho .

      Eliminar
  3. Realmente entrañables estas mujeres que tan buenos recuerdos nos traen de la infancia, algo que ya está casi en desuso en las grandes ciudades, cada vez se ven menos puestos y donde los había han desaparecido.
    Bonito homenaje querida el que les dedicas.
    unos besotesssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente son entrañables , querido Orthos , en las grandes Ciudades se ven menos pero por estos Pueblos y en Ronda y en todos los Pueblos del Valle del Genal siguen las castañeras vendiendo castañas en la calle , eso si, los puestos se han modernizado pero son muy bonitos porque son de hierro forjado y no han perdido el encanto ., a ver si hago una Foto del puesto que hay aquí en Ubrique .
      Un abrazo grande .

      Eliminar
  4. Buenasssssssss, a mí no me gustan las castañas pero sí cogerlas.
    La primera vez que vi a castañeros, castañeras fue en Madrid, ahí, con el brasero ese encendido y el olorcito guapo.
    Seguro que se agradece comprar un paquetito en los días de invierno para calentarse las manos de paso.

    Saludossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero Daniiiiii ¿que te gusta a ti coger castañas ? ¿del árbol? ¡ madre mía ya tienes valor ! digo yo que te referirás a eso , es que la gente para cogerlas del árbol se ponen unos guantes gordísimos y aún así le sangran las manos , los erizos de las castañas tienen unos pinchos que ni te cuento ... he visto muchas veces coger castañas y sin guantes ni se puede.
      En Ronda es tradicional comer castañas asadas acompañadas de una copíta de anís por esta época .
      A mi me encantan y sobre todo ese olorcillo que hay en la calle , te lleva sin querer al puesto , ajajajajaja. Un abrazo grande

      Eliminar
  5. Bueno por aquí aún se ven puestos, pero como bien dices son empresas y como todas las empresas, carecen del espíritu de cuento que se requiere para este puesto. Como se va perdiendo todo lo romántico.
    Que bonito poema con tintes infantiles que te has marcado Charo.
    Por cierto este sábado o al que viene tengo una cita con un antiguo castañar al que voy todos los años. Ya te contaré. Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí no son los puestos de ninguna Empresa , por ahora , claro , en Ronda , la Serranía y todos los Pueblos del Valle del Genal , se siguen viendo los puestos de castañas , más modernizados , claro , pero los han hecho de hierro forjado y son preciosos , todas las tardes me llega a mi el olorcillo a castañas asadas cuando abro las ventanas porque aquí hay dos puestos .
      A mi me encantan los Castaños , no se si has visitado alguna vez el Valle del Genal ( Málaga) es una maravilla por esta época , se que disfrutarías un montón . Espero que me cuentes esa Cita con el antiguo Castañar .
      Un abrazo grande .

      Eliminar
  6. Me han gustado siempre desde niño las castañas asadas.
    Tanto como este Poema que le has dedicado a las castañeras.

    Estoy deseando que llegue el frio (se está haciendo desear), y que el olor me guie al puesto de castañas asadas.

    muy Bueno, Saludos, manolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues por Ronda , Ubrique , etc , venden ya castañas desde hace por lo menos 3 semanas , eso si, con calor no pega ese olorcillo tan bueno , pero yo compro y la gente también ¡ mira que están ricas ! ¿Verdad? es un olor irresistible .
      El Poema se lo dediqué a las castañeras y aunque no lo dije , también a mi abuela materna que era la que iba a recogernos al Colegio entonces , murió el año que acabé yo Magisterio , fue una figura muy importante para mi y mis hermanas/o .
      Un abrazo , Manolo

      Eliminar
  7. Todo en nuestra vida tiene algo , mucho o todo que ver con nuestra experiencia. Para mí es también la castañera un personaje entrañable, con su fumata blanca en tarde de otoño e invierno; pero he conocido a un castañero, cuyos detalles omito, tan engaño e informal que daña esa misma imagen romántica que de ellos tenía y que no quiero fastidiarte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues por aquí y por Ronda no he visto yo todavía a ningún castañero , todas son mujeres hasta ahora . Lo que han modernizado es el Puesto , eso si , pero al menos los de por aquí son bonitos porque son de hierro forjado y cuelgan algunas ramas de castaño para que veamos también los erizos , a ver si hago alguna Foto para que los veáis .
      Un abrazo grande

      Eliminar
  8. También a mí las castañas asadas me recuerdan a mi infancia, aunque no solíamos comprarlas en los puestos sino que las asábamos en casa.
    Ahora el olor de los puestos de callejeros es como una vuelta a esos tiempos, me encanta.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que a todos nos recuerdan a nuestra Infancia , aunque por aquí siguen vigentes , los puestos se han modernizado un poco pero por lo menos en muchos sitios de Andalucía han quedado preciosos , son de hierro forjado y cuelgan de ellos ramas de castaño con sus erizos y todos , a ver si hago Fotos.
      Ese olorcillo nos llama siempre a querer comprar castañas . En mi casa también se solían asar , en una olla que por debajo estaba llena de boquetitos para que se asaran ¡ que tiempos aquellos !.
      Un abrazo grande

      Eliminar
  9. Uy Charo, qué de recuerdos. La imagen de esa castañera me ha llevado directa a mi infancia, yo tenía un cuento cuya portada era esa imagen, y lo leía y lo volvía a leer sin cansarme.
    Gracias por devolvernos a aquellos años, hasta aquí llega el olor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiii las catañeras nos transportan a nuestra Infancia , pero, en Andalucía aún se ven muchos puestos , cosa que agradezco mucho y ese Cuento es que lo conservo yo desde pequeña junto con otros muchos , pero como los tengo en Ronda , tuve que buscar la imagen en Internet , ¿ Así que tu también lo conoces y lo leístes muchas veces? ¡ que alegría que coincidamos !.
      En Ubrique hay un Puesto cerca de dónde vivo y hasta aquí me llega el olorcito para provocarme a comprar.
      Un abrazo grande , Elena

      Eliminar
  10. Hola.
    Acabo de llegar a los 300 seguidores y quisiera hacerte partícipe, al ser uno de ellos, de mi alegría.
    Para ello, he preparado un post de celebración, explicación y un regalo.
    No te demores mucho en recogerlo, ya que tiene un plazo.
    Es un pequeño detalle, un trocito de mí que voy a compartir un par de días con vosotros.

    Este es el enlace al post.

    http://relatosfantasiaelfos.blogspot.com.es/2013/10/somos-300-gracias-todos-mis-seguidores.html

    Un abrazo y muchísimas gracias por acompañarme en estos mundos blogueros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque ya te di la Enhorabuena en tu Blog por llegar a 300 seguidores , te vuelvo a Felicitar desde aquí y espero y deseo que dentro de poco sean 400 por lo menos .
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Hola Charete, vaya de recuerdos que nos traes con este pequeño homenaje a la Castañera, los recuerdos vuelven a la niñez y no tan niñez, que cuando en este tiempo vas por el centro de la ciudad y te da esa olorcita tan buena a las castañas asadas siempre dan ganas de comprar, ya hace tiempo que no como y me gustaría mucho ya que me encanta:), bonito poema que has escrito, felicidades.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me encantan las castañas , Pirujilla ! mmmm ¡ están tan ricasssssss ! yo tengo en mi calle un Puesto muy cerquita y cada vez que abro el balcón ¡ zas ! se cuela en la casa y me lleva directamente a comprarme un paquetito .
      El Poema además de a las Castañeras , se lo he dedicado a mi abuela materna que era la que iba a recogernos al Cole por aquel entonces , ella era la que más " a raya" nos tenía ,jajaajaja. Me alegro que te haya gustado .
      Un abrazo grande

      Eliminar
  12. Hola Charo, buenas noches,
    hermosa entrada,
    que lindo es recordar la infancia con tanto cariño...
    me mató lo que has citado en el poema que decía tu abuela jajaja
    hay cosas que no pasan de moda ni tienen nacionalidad =)

    Realmente una muy bonita poesía.

    Te deseo un fantástico viernes
    y un feliz fin de semana
    un beso y un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uuuyyyy , Ariel , en aquel entonces era mi abuela materna la encargada de recogernos a la salida del Colegio . Dª Concha , así la llamaban , era una persona muy querida y especial para nosotros , con su pelo blanco y un moño , siempre impecable , ella era la que nos mantenía a los cuatro " a raya" o al menos, lo intentaba , jaajajaj ¡ Cualquiera le decía algo ! pero después nos quería con locura , yo era su " preferida" porque era su nieta mayor .
      Espero que hayas pasado un lindo fin de semana ! Un cálido abrazo y un besazo .

      Eliminar
  13. Yo lo celebraba en el cole con una obra de teatro y luego los profes nos daban castañas asadas, como me gustaba. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues por aquí todavía se celebra en todos los Colegios una Castañada , por estas fechas , creo que este año será el Jueves ya que el día 1 es Fiesta . Ya os contaré como lo pasamos .
      Un besazo

      Eliminar
  14. HOLA QUERIDA CHARO
    PRECIOSOS RECUERDOS QUE FORMAN PARTE DE TU NIÑEZ TAN QUERIDA. YO TAMBIÉN LOS TENGO DE TANTOS... ES QUE ALLÍ NOS FORMAMOS COMO PERSONAS QUE SOMOS, ADULTOS SENSIBLES Y HUMANOS.

    NO TENGO PALABRAS PARA AGRADECERTE EL COMENTARIO QUE ME DEJASTE TAN CARIÑOSO QUERIDA AMIGA, ME EMOCIONA VERDADERAMENTE, TANTA CALIDEZ, TANTA DEMOSTRACIÓN DE AFECTO. REALMENTE VALORO MUCHO CADA PALABRA, ES POR ESO QUE CUANDO CIERRO LOS COMENTARIOS POR PROBLEMAS QUE TENGO LO HAGO CON DOLOR EN EL ALMA PERO ES QUE NO PUEDO CORRESPONDER A CADA UNO. NO ES JUSTO DEJARLOS...

    TE QUIERO AMIGA. ERES UN SOL DE PERSONA.
    BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡ Ay Luján que de recuerdos! ¿verdad? Cuando era pequeña las castañas las asábamos más bien en casa , en una olla grande que tenía por debajo boquetitos para que entrara el fuego y las asara ¡ que buenas estaban por Dios ! y también las comprábamos a veces en los puestos de la calle , que, aún siguen , aunque ya más modernizados , y cuando vas por la calle y te llega el olorcillo ¡ zas ! te atrapa y te vas a comprar un cucurucho de castañas bien ricas .
      Cualquier día me presento por ahí y tomamos un Té con castañas , jajaajajaja ¡ mira , no sería mala idea ! ¡ que pena que estemos tan lejos ! .
      No tienes que agradecerme nada , voy super encantada a tomarme ese Té los Martes que nos preparas siempre con tanto cariño y esmero , me siento muy bien y relajada en tu " Rinconcito" , es un placer . Un abrazo grande con mucho cariño .

      Eliminar
  15. Las mujeres vendían castañas, y los hombres los barquillos. Es una lástima que ya apenas se vean. En el Madrid antiguo, de vez en cuando, y en el Retiro, algún señor con sus barquillos.

    Bonito poema, me has hecho recordar a mi abuela, que por estas fechas hace años que se fue.

    Besos guapetona!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues por aquí lo de las castañas se sigue viendo en casi todos los Pueblos y Ciudades de Andalucía , vamos , sin ir más lejos , aquí en la calle dónde vivo en Ubrique hay uno y cada vez que paso su olorcillo me llama ¡ hasta que caigo y compro un cucurucho! claro , lo de los Barquilleros es más de Madrid pero las castañas por aquí siguen con su tradición . Este Poema aunque está dedicado a las Castañeras también lo está a mi abuela materna ( aunque no lo diga) que era la encargada entonces de recogernos del Colegio , siempre fue muy especial para nosotros y sigue siéndolo . La mía se fue cuando yo acabé Magisterio .
      Un abrazo grande .

      Eliminar
  16. Charo en cuanto al juego de las sumas, no se porque tarda tanto en cargar, cuando lo subí estaba perfecto, que rabia. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes , Tamara , ya he conseguido verlo en el Colegio . Gracias .
      Un besazo

      Eliminar
  17. me encantan las castañas, crudas, asadas y cuando llego a casa lo primero que hago es comerme unas cuantas. Me da igual la hora que sea, jeejeje. Son casi un vicio, cuando empiezas a comerlas, no tanto como las pipas, pero ahí, ahí, anda la cosa. Gracias por el aroma que me has hecho respirar viendo estas ricas castañas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me encantan , Ana , igual que a ti de la forma que sea y cuando voy por la calle y ya empieza a llegarme el olorcillo ¡ zas! caigo como las moscas y no paro hasta comprar un cucurucho , esta semana tenemos nosotros en el Cole la Castañada típica del Día de los Santos . Un abrazo grande

      Eliminar
  18. Preciosa la historia de las divinas castañeras, y precioso ese poeme, ese cuento que tienes en la entrada me ha encantado verlo, lo tengo en casa desde mi infancia y de eso hace mucho tiempo . ya me quedo de seguidora por que me ha encantado. Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡ Hola María ! Bienvenida a mi Blog y me alegro que te haya gustado lo que has visto . Ya he estado por el tuyo y también me ha encantado y me he hecho seguidora .
      Yo también conservo ese Cuento de cuando era pequeña y me encanta tenerlo y también tengo los Tebeos de mi Infancia guardados como un tesoro . Las Castañeras se merecen este pequeño homenaje ¿verdad? han sido y siguen siendo protagonistas de nuestras vidas diarias todos los Otoños e Invierno , además las castañas es que están riquísimas .
      Aprenderé mucho de tu Blog y espero que un día llegue a gustarme la Cocina . Encantada de conocerte .
      Un abrazo

      Eliminar
  19. Te digo algo, no la conocía y no es de dudar, ya sabes que en mi tierra por mucho tiempo estuvimos ciegos, todo era muñequitos rusos, pero que cosa linda es, me gustaría tener una y lo narras de manera tan hermosa acompañada de tus letras...

    Un abrazote, Charo

    ResponderEliminar